Reader Interactions

Comments

  1. Que bueno saber que el problema es global. Yo aqui en Buenos Aires, Argentina, ya he decidido que mi hijo haga su educacion en un colegio publico, en donde el ingles ocupa un espacio de la curricula tanto como las matematicas y la geografia, pero no un colegio privado de los denominados «bilingue». ¿Por que? Porque veo que en estas instituciones se concentran en enseñar un español básico, y dan mas incapie al idioma inglés, pero, tal como veo ocurre en España, al final de camino no tienen un buen nivel de comprension de texto ni de escritura en ninguno de los dos. Yo deseo que mi hijo lea a Cortazar, Borges, Garcia Marquez, que aprenda las tantas particularidades de nuestra preciosa lengua, y que quiera a su pais por sobre todas las cosas. Mucha gente crea que queremos que nuestros hijos sean bilingues porque «odiamos» al castellano, ¡eso no es cierto en absoluto! Gracias por darnos material para reflexionar sobre la educacion que queremos para nuestros hijos, tanto fuera como dentro del aula.

  2. Es verdad que es un tema complicado, por un lado las escuelas tanto en México como en Estados Unidos la mayoría de ellos imparten un ingles o en el caso de Estados Unidos en español, donde ni siquiera pueden mantener una conversación básica. Pero no en todos lados es así algunas escuelas en realidad se preocupan por tener un buen nivel del segundo idioma en todos los aspectos, me ha tocado ver como escuelas bilingües o biculturales lo que hacen es impartir la misma clase en ingles y español. Es decir si los niños están aprendiendo biologia, pues ellos aprenderán tanto en ingles como en español el vocabulario referente al tema.
    Claro ventajas y desventajas para algunos es una manera de reforzar el conocimiento, mientras para otros se complica la cosa.
    Me queda claro que si mi objetivo sea que mi hijo sea bilingüe a nivel nativo en los dos idiomas, tendré que hacer siempre un refuerzo en casa, es decir ahora en mi caso mi hijo aprende ingles en la escuela y yo en casa tengo que enseñarle el mismo vocabulario en español. Por si el día de mañana nos toca estar en Mexico de nuevo, el niño entre a la escuela sin problemas y no tenga problemas de retraso por que no sabe cierta terminologia.
    La verdad es que al final de todo, tiene mucho que ver con los objetivos de los padres. Si tu hijo quieres que sea bilingüe al 100%en todos los sentidos , por que te gustaria que curse la universidad en otro pais, la tarea es hacer un esfuerzo doble, si lo único que importa es que hable ingles básico conversacional para cuando viaje, pues quizá con el ingles que dan en el colegio sea suficiente. La verdad es que es un tema muy relativo pues cada persona tiene intereses diferentes.
    Animo! Alex no te preocupes tanto por los colegios ahora, ya llegara su momento y tu mismo hijo te dará la pauta si vale la pena un colegio bilingüe o no. Saludos

  3. El término «bilingüe» se utiliza con demasiada alegría. Siendo puristas, ser bilingüe implica tener el mismo dominio de dos lenguas, para lo que es imprescindible estar inmerso en dos culturas (algo que no es habitualmente posible, salvo que la persona pueda cambiar de residencia de una región a otra cada cierto tiempo a lo largo de su vida). Para ilustrarlo: una persona nace y se cría en Galicia y reside allí durante los 15 primeros años de su vida, su lengua materna es el gallego y aprende una segunda lengua: castellano. Se va a trabajar a Madrid, donde reside durante otros 15 años y sólo vuelve a Galicia un mes al año, por vacaciones. Sigue comprendiendo la mayoría de los acentos, vocablos y expresiones de su región de origen, pero no sólo ya ha perdido su acento, sino también su fluidez para hablar gallego y su inmersión en la realidad local, por lo que los nativos le dicen: «hablas gallego bastante bien, pero no eres de aquí». Si esta situación se da entre dos lenguas romances de áreas geográficas que están alejadas apenas unos cientos de kilómetros… ¿cómo podríamos esperar un auténtico bilingüismo castellano-inglés?

    Ahora bien, si por bilingüismo comprendemos la capacidad de comunicarnos en dos idiomas, aunque no como lo haría un nativo de cada idioma y dicha capacidad fuera siempre mayor en uno de ellos, el bilingüismo es una realidad más fácilmente alcanzable.

    Un cartel de colegio bilingüe no garantiza que los alumnos vayan a dominar el inglés. Lo importante es que los alumnos tengan suficientes oportunidades de expresarse en inglés, que el método de enseñanza utilizado promueva la comunicación en el aula, frente a la cumplimentación de fichas o la memorización de listad de palabras. Aprender haciendo. No hay otra forma de adquirir un idioma a edad temprana. Si no se interioriza el código de la segunda lengua, si no se interioriza su gramática y el vocabulario necesarios para permitir la comunicación, no es viable utilizar esa segunda lengua como lengua vehicular para aprender contenidos de otras materias.

    Pero, aún así, hay que empezar a actuar mucho antes. Toda la comunidad educativa (padres incluidos) tiene que concienciarse de la importancia de que los niños tengan una educación bilingüe ya en el primer ciclo de infantil, para poder asimilar ese segundo código de lenguaje que posteriormente les permitirá hacer un uso eficaz del idioma extranjero en los colegios bilingües.

    La cuestión no es «colegio bilingüe» vs. «colegio no bilingüe». La cuestión es: ¿cómo se puede introducir el bilingüismo de forma natural, desde la cuna? No es suficiente cambiar el sistema educativo, tiene que cambiar la mentalidad de la sociedad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

doce − dos =

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies